Ingeniosanos UPCT
Logo Universidad Politécnica de Cartagena

El objetivo de este taller es acercar a los más pequeños el mundo de la ingeniería fluvial de forma atractiva y didáctica.

Créditos

Escuela: E.T.S de Ingenería de Caminos, Canales y Puertos de Ingeniería de Minas.
Departamento: Ingeniería Civil.
Dirigido a alumnado de: Infantil, primaria y secundaria.
Profesores responsables: José María Carrillo Sánchez



Objetivos

El objetivo del taller es acercar la ingeniería fluvial a los estudiantes visitantes. Se pretende transmitir la importancia de nuestros ríos y ramblas, así como motivar la vocación por la investigación y desarrollo de energías renovables, cuidando el medio ambiente.



Descripción y metodología

El taller se realizará en una mesa de meandros de aproximadamente 2700x1000x150 mm. Se contará con distintos elementos como casas, puentes, árboles o zonas rígidas para crear distintos escenarios. El agua será el agente erosionador del río, por lo que cada sesión generará formas distintas en función del caudal de agua circulante, la pendiente de la mesa, la zona forma inicial del cauce y los elementos dispuestos sobre la mesa. Todo está diseñado para  que los alumnos participen activamente.

Inicialmente formarán un cauce de un río, ubicando diferentes elementos como casas, puentes, árboles, zonas rígidas. Posteriormente, observarán  la evolución del cauce con la circulación del agua.

Durante el desarrollo del taller, se irán planteando modificaciones para que los estudiantes experimenten fenómenos como:

  • Formación de meandros.
  • Modificación del ancho del cauce.
  • Zonas de erosión y deposición en los meandros.
  • Cortes/estrangulamientos de meandros.
  • Zonas inundables.
  • Formación de diques y presas.
  • Rotura de presas.
  • Erosiones locales en pilas de puentes.
  • Deltas de sedimentos en las desembocadura de ríos.



Fundamentación teórica

El proceso de formación de meandros en un cauce está determinado por la erosión y socavación de la margen exterior y el depósito de sedimentos a lo largo de la margen interior. De este modo, el desarrollo de meandros incrementa la longitud del río. Los meandros son el mecanismo por el cual el río ajusta su pendiente, cuando la pendiente del valle es mayor que la que requiere.



Material necesario

Para la realización de la maqueta del taller son necesarios:

  • Mesa de meandros de dimensiones aproximadas 2700x1000x150.
  • Bomba para recircular el agua.
  • Depósito inferior para almacenar agua y realizar la recirculación del circuito de agua.
  • Arena de distintos tamaños y colores.
  • Colorante para el agua.
  • Elementos complementarios (casas, árboles, puentes, etc.
  • Impresión de pósters.

El sitio del taller deberá disponer de:

  • Fuente de electricidad para el funcionamiento de la bomba.
  • Toma de agua y sumidero.

Es recomendable disponer de:

  • Tablones para colgar carteles.
  • Mesa para colocar información y publicidad.
  • Monitor para la proyección de videos y/o cañón proyector.



Aplicación práctica y social

El aire y el agua son los elementos naturales más indispensables para el hombre. El aire lo es de manera inmediata e inaplazable. El agua también es imprescindible, aunque su obtención es aplazable dentro de ciertos límites. El aire se obtiene sin esfuerzo, en todas partes y sin restricción. El agua tan solo existe en ciertos sitios y en cantidad variable de unos momentos a otros. Por ello, todas las civilizaciones han dependido siempre de los lugares donde había agua. La necesidad de agua aumenta cuanto más desarrolladas son las civilizaciones.

El ingenio humano ha permitido que los hombres puedan vivir lejos de los cauces naturales llevando el agua desde ellos a los centros de consumo. Esta independencia creciente del lugar de consumo respecto a la fuente, conseguida gracias al avance técnico de las obras hidráulicas, es la que ha permitido la extensión geográfica y el desarrollo de la humanidad.

Para el hombre de hoy el agua es todavía más indispensable porque a sus necesidades naturales ha añadido un sin número de exigencias artificiales para su comodidad, placer y trabajo, por lo que la civilización actual sería inconcebible sin las obras hidráulicas. Según la ONU, la necesidad y dependencia se acrecentará en el futuro.

En España, la disponibilidad natural de agua es de 240 m3/habitante/año, mientras que la demanda total actual es de 1.000 m3/habitante/año. Además, existe una gran irregularidad espacial y temporal. Mientras que en Galicia consta que las aportaciones por unidad de superficie son de 969 l/m2, en la Cuenca del Segura son de 53 l/m2 (relación 18:1)

Todos estos datos ponen de manifiesto la importancia vital del agua en la vida del ser humano y su vinculación al desarrollo de las poblaciones.